La adopción en la prensa

Loading...

lunes, 18 de agosto de 2014

Comprar a un niño en África Occidental cuesta 30 euros

Pobreza, desestructuración familiar, demanda de mano de obra barata, conflictos, negocios, impunidad... son algunos de los motivos responsables de los casi 400.000 menores traficados en África Occidental según la OIT (Organización Internacional del Trabajo). Algunos países como Benín, Nigeria, Costa de Marfil, Togo o Sierra Leona se enfrentan a altas cuotas de trata de menores, una situación que en algunas ocasiones ni los propios familiares del niño conocen.

En total, más de un millón de niños y niñas en el mundo son víctima de esta situación. Se han dado casos de venta de menores por 20.000 CFA, que corresponde aproximadamente a 30 euros. Los niños son entregados a otras personas a cambio de dinero, posteriormente, empiezan a sufrir abusos y esclavitud por parte de los compradores. Son obligados a trabajar desde edades muy tempranas en explotaciones agrícolas, minas, prostitución, venta ambulante, etc... Los menores pierden por completo su identidad y se enfrentan a la situación de cambiar de país -en ocasiones más de una vez-, lo que conlleva no conocer el idioma y perder de forma completa el contacto con su familia y sus derechos, «en un país extranjero se puede hacer con estos chavales lo que a uno le de la gana» explica Juan José Gómez Serrano, misionero salesiano español y director del centro de acogida de menores Porto Novo (Benín).

No estoy en venta
Precisamente desde Misiones Salesianas, han puesto en marcha una campaña para luchar contra esta tendencia y denunciar los abusos que sufren los menores bajo el lema «NO ESTOY EN VENTA». Para esta institución es imprescindible proteger y acoger a estos niños, tratar de ayudarles a regresar a sus hogares, sensibilizar a las sociedades y comunidades sobre este tema y presionar y colaborar con los gobiernos para que mejoren sus sistemas de protección y justicia.

El documental desarrollado por Misiones Salesianas «No estoy en venta», muestra en primera persona el ejemplo de dos niños que fueron vendidos y explotados por sus compradores. En este documental, Gómez Serrano explica que «a veces solo comen una vez al día, y si han trabajado». Por su parte, Carine Agossou, psicóloga del centro de acogida Don Bosco de Porto Novo, afirma que «el niño no entiende por qué las personas que deberían protegerle le hacen una cosa así. Es muy difícil de aceptar». Desde la Brigada de Protección de menores de Benín, declaran que el tráfico de niños en África es un problema muy grave que devasta sus estados, y cuantifican seis víctimas de la trata de menores cada día.



Uno de los grandes problemas y dificultades a la hora de luchar contra estas situaciones es la banalización con la que se tratan. No supone una preocupación social alarmante el hecho de que los niños trabajen, por lo que la venta de niños en África Occidental aumenta cada año -aunque no hay cifras oficiales-.

Desde Misiones Salesianas se esfuerzan en devolver a estos niños la infancia que otros les roban. Devolverles los sueños. Pretenden acabar con la explotación y venta de menores, y reducir al máximo los 215 de millones de niños que trabajan en el mundo —más de la mitad poniendo en serio riesgo su salud—.

Fuente ABC

jueves, 14 de agosto de 2014

Golpean brutalmente a niños huérfanos en Egipto

 Indignación mundial generó la difusión de un video en el que se observa al director de un orfanato de El Cairo golpear despiadadamente a niños de entre 4 y 7 años de edad. En el video, que escandalizó a las redes sociales alrededor del mundo, se ve al director del orfanato, Osama Mohamed Othman, golpear con palos y dar patadas a los niños.

En las imágenes se observa que el sujeto tiene formados a varios niños y niñas a quienes va golpeando uno por uno, les pega en las manos y en los glúteos con una vara, y a otros también los patea.
El video fue grabado hace 2 meses por la exesposa del director del orfanato y fue difundido este domingo.

“Tenía la costumbre de golpear a los niños, es por eso que lo filmé y subí el video a internet, para desenmascararlo”, declaró la mujer a la prensa egipcia.

El video provocó una oleada de enojo e indignación en Egipto y el mundo, que ya derivó en el arresto del agresor, quien será acusado de tortura contra 13 niños del orfanato; sin embargo, la pena máxima que podría alcanzar sería de 3 años de cárcel.

De acuerdo a la Fiscalía egipcia, los niños narraron que el director del orfanato les pegaba cuando veían televisión sin su permiso. El sujeto dijo que golpeó a los niños porque les quería dar “una lección”, ya que temía por sus vidas cuando utilizaban aparatos eléctricos.

Tras difundirse el brutal video, los niños fueron trasladados a otro orfanato, donde se encuentran a salvo.

Fuente: El Mañana

lunes, 11 de agosto de 2014

El ébola no afecta a las adopciones en África y los procesos siguen su curso

El ébola no está afectando a las adopciones en África y los procesos en marcha siguen su curso, según ha señalado hoy la directora del Instituto Catalán de Acogimiento y Familia de la Generalitat, Núria Canal.
En declaraciones a Catalunya Ràdio, Canal ha explicado que no afecta porque en la zona en la que se están dando los casos de esta enfermedad no hay adopciones, y que los procesos que hay en marcha en África se llevan a cabo en Mali y en Etiopía.

Sin embargo, ha puntualizado que están en contacto permanente con esos países y que no se pondrá en riesgo ni a los niños ni a las familias enviándolos a un lugar de riesgo.
También ha recordado a los padres que quieran adoptar que "aunque no hay ningún tramite fácil", deben repasar las ficha de los países en los que se puede adoptar, ver los requisitos, las leyes y todo lo que se pueda, y ser conscientes de que la adopción internacional supone siempre "una gran incertidumbre".

En este sentido, ha puntualizado que pueden pasar cosas que paralicen los procesos, y que siempre hay un gran interrogante y un gran riesgo con los procesos.

También se ha referido al convenio de adopción firmado recientemente entre España y Rusia, que impide adoptar niños a personas homosexuales, señalando que cada país es competente y soberano, y que los requisitos que marca deben ser respetados.

Ha reconocido, sin embargo, que con el cierre de los expedientes a los homosexuales en Rusia estas personas ya tienen casi las puertas cerradas a la adopción de niños.

Asimismo, Núria Canal también se ha referido a la acogida familiar y ha hecho un llamamiento para que se sumen más personas a esta iniciativa, que no tiene nada que ver con una adopción, sino que es una figura de generosidad y solidaridad hacia el niño y su familia biológica.

Actualmente en Cataluña hay 620 familias que dan un hogar, cariño y valores a niños en situación de riesgo para que puedan algún día retornar con su familia, y que "cuando un niño dice hola y adiós es cuando triunfa la acogida".

Fuente: LaVanguardia

miércoles, 6 de agosto de 2014

Marruecos promete a España "máxima colaboración" con las 'kafalas' pendientes de menores

El Gobierno marroquí ha prometido a España  la "máxima colaboración" a la hora de resolver los 11 casos que quedan pendientes sobre la acogida por parte de familias españolas de menores marroquíes bajo el régimen de la 'kafala'. Así lo ha desvelado el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, al término de la entrevista que han mantenido en Rabat Felipe VI y el primer ministro marroquí, el islamista moderado Abdedilá Benkirane.

   El jefe de la diplomacia, que ha estado presente en el encuentro, ha destacado que hace un año, cuando el Rey Don Juan Carlos visitó Marruecos, había 62 casos pendientes y en tan solo un año ese número se ha reducido a 11 casos pendientes de resolución judicial en Agadir.


   Eso sí, el ministro ha precisado que hay que tener en cuenta que se trata  de procedimientos judiciales y no de decisiones que dependan directamente de las autoridades gubernativas.

   La 'kafala' es el régimen que existe en los países musulmanes para dar en acogida a menores marroquíes a familias que puedan hacerse cargo de ellos, pero no equivale a una adopción, prohibida en muchos países islámicos donde se defiende que el vínculo jurídico de la filiación puede tener únicamente un origen biológico.

   Implica un compromiso para hacerse cargo de la protección, educación y manutención de un niño abandonado, pero no confiere el derecho a la filiación ni a la sucesión. Marruecos exige que los menores acogidos bajo este sistema mantengan su nombre, nacionalidad y se les eduque de acuerdo a la religión musulmana.

   Sin embargo, muchos de estos niños, en cuanto llegaban a España, eran bautizados y se les cambiaba el nombre. En 2012, pocos meses después de llegar al Gobierno, Marruecos bloqueó los expedientes de 'kafalas' abiertos y empezó a exigir una serie de requisitos a los solicitantes, como la fijación en Marruecos de la residencia habitual.

   Hace un año los tribunales marroquíes empezaron a notificar sentencias favorables en procedimientos de 'kafala' a varias familias marroquíes y extranjeras en Rabat, entre las que estaban algunas de las familias españolas que tenían sus procedimientos pendientes de resolución desde hacía tiempo.

miércoles, 30 de julio de 2014

Huérfanos de Ruanda con futuro incierto

Todos los días, Deborah, de 14 años, se despierta en un orfanato, donde vive y desde el que va a la escuela y vuelve. No importa cuándo ni por cuánto tiempo se vaya, siempre regresará al centro, ubicado én esta capital de Ruanda.

“Aquí es donde vivo, este es mi hogar”, confirmó la adolescente, sentada en un banco de madera junto a otros niños y niñas del orfanato Centro Memorial de Gisimba, donde había estado coloreando muy concentrada el nacimiento de una familia conocida: María, José y Jesús.

Deborah vivió con sus padres solo tres años, hasta que murió su madre. Su padre falleció dos años después. Ambos a causa del SIDA. Sus cuatro hermanas y hermanos también viven en el orfanato, ubicado en el barrio capitalino de Nyamirambo.

Peter Gisimba y su esposa Dancilla fundaron el orfanato, que comenzó a aceptar niños y niñas que quedaron huérfanos por distintas circunstancias en los años 80. La pareja murió a fines de esa década, y la institución cambió a su nombre actual en 1990, cuando vivían allí unos 50 menores, su máxima capacidad.

"Décadas de investigaciones muestran que los orfanatos no pueden ofrecer la asistencia que necesitan los niños para desarrollarse en todo su potencial, lleva a trastornos de apego y genera retrasos en el desarrollo que pueden ser físicos, intelectuales, comunicacionales, sociales y emocionales”: Annet Birungi, consultora en comunicaciones.

La situación se mantuvo hasta 1994, cuando ocurrió el genocidio, y unas 700 personas se alojaron allí. “La gente dormía en los dormitorios, afuera, en todos los lados mientras estuvieran juntas”, recordó Elie Munezero.

Se estima que entre 800.000 y un millón de tutsis y hutus moderados fueron asesinados en una masacre que duró 100 días y que se inició tras la muerte de los entonces presidentes de Ruanda, Juvénal Habyarimana, y de Burundi, Cyprien Ntaryamira, cuando el 6 de abril de 1994 el avión donde viajaban fue derribado por un misil cerca de Kigali, para impedir que firmaran un acuerdo de paz.

En la actualidad, unos 125 jóvenes viven en el orfanato. “Todas las generaciones”, explicó Munezero, de 50 años. “Bebés, niños pequeños, adolescentes y adultos jóvenes”, detalló. El más pequeño tiene dos años y los dos mayores, 30. Alrededor de 40 por ciento tiene menos de 16 años.

Deborah y sus hermanos son algunos de los 2.171 menores que se estiman viven en los 29 orfanatos en este país de África oriental, indicó Annet Birungi, consultora en comunicaciones de la Comisión Nacional para la Infancia y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

Nueve años en un orfanato, como es el caso de Deborah, no sorprende a Birungi, quien mencionó los alarmantes resultados de la Encuesta Nacional sobre la Atención Institucional, realizada por el Ministerio de Género y Promoción de la Familia (Migeprof, en inglés) entre 2011 y 2012, y organizaciones como Hopes and Homes for Children (HHC). El estudio reveló que 13,6 por ciento de las niños y los niñas acogidos en instituciones hace más de 15 años que viven allí.

Vivir en una institución asistencial puede dejarles secuelas de por vida. Los más vulnerables son los de cero a tres años. “Décadas de investigaciones muestran que los orfanatos no pueden ofrecer la asistencia que necesitan los niños para desarrollarse en todo su potencial, lleva a trastornos de apego y genera retrasos en el desarrollo que pueden ser físicos, intelectuales, comunicacionales, sociales y emocionales”, explicó Birungi.


Además, apuntó, en esas instituciones existe “abuso, negligencia, violencia física y sexual, aislamiento y marginación son comunes”.

Antes de la época colonial, existía la cultura de tratar “a cada niño como propio”, indicó. “Los menores eran de la comunidad y cuando una madre moría, era responsabilidad de las tías y los abuelos y amigos de la familia hacerse cargo de los huérfanos”, abundó Birungi.

Se estima que la masacre de 1994 dejó por lo menos un millón de niños y niñas sin madres. Durante y después del genocidio, las mujeres se hicieron cargo de forma informal de niños del grupo étnico contrario. En ese momento, se las alentó a ser “malayika mulinzi” (ángel guardián); operaron sistemas de “parentesco y de asistencia de cuidado tutelar”, aunque fuera de forma informal.

Entonces surgieron la mayoría de los orfanatos que existen en la actualidad, pero la mayoría carece de planes de egreso para quienes alcanzan la edad prevista.
Además, la idea de que es mejor que niñas y niños estén institucionalizados en vez de con familias sustitutas deriva en que se los deje en los orfanatos. Si bien es verdad que algunos de los centros ofrecen refugio, alimentos, vestimenta, salud y educación, también es cierto que no pueden ofrecer el amor de una familia.

Actualmente, no hay luz ni agua en Gisimba. Ambos servicios fueron cortados debido a facturas sin pagar, reveló Munezero. “Nada funciona”, añadió con desesperación. Uno de los grandes problemas de los menores institucionalizados es que puede haber algunos que tenga algún familiar vivo. “Puede seguir llamándole huérfano, pero no lo es”, reconoció Munezero.

El Foro de Políticas Infantiles de África, una organización independiente sin fines de lucro indicó que la mayoría de los llamados “huérfanos” que adoptan los extranjeros en África, tienen por lo menos uno de sus padres vivo.

ADOPCIONES

Ruanda suspendió en agosto de 2010, de forma temporal, la adopción internacional para que el país trabaje en la implementación de la Convención de La Haya sobre la Protección de Menores y la Cooperación en materia de Adopción Internacional, de 1993, que llama a los estados a considerar soluciones nacionales antes que la adopción internacional.

Burungi señaló que el gobierno quiere revivir la cultura de “tratar a cada niño como propio”. La Comisión Nacional para la Infancia trabaja con la organización HHC para reintegrar a los residentes de Gisimba con su familia. Un equipo psicosocial capacitado por la Comisión está en las últimas etapas de la reintegración.

Gisimba se transformará en una escuela primaria para los niños y las niñas de la zona, según Birungi. El 10 de julio, HHC anunció que ya se mudaron los primeros cinco niños de Home of Hope, otra institución de asistencia de Kigali.

La directora de HHC en Ruanda, Claudine Nyinawagaga, dijo que había numerosos servicios de atención alternativa disponibles para los niños del país, incluso “atención familiar”, que es cuando un joven queda a cargo de una familia extendida, vecinos o amigos.

Pero el proceso nacional de adopción todavía está por implementarse completamente, y desde que el HCC comenzó el cierre de la primera institución de Ruanda, un solo niño lo completó. Las pautas redactadas por la Comisión el trámite nacional e internacional esperan la aprobación del gabinete ruandés.

Por ahora, Deborah sigue bajo tutela institucional. “Me gusta cantar y la batería”, respondió al ser consultada por las actividades que le gusta realizar en su tiempo libre. “Tenemos un pequeño coro en el que participo”, indicó.

A pesar de las dificultades, es ambiciosa y se proyecta hacia el futuro “para trabajar en la industria y hacer jugo de fruta y yogur”, añadió.

TEXTO: Amy Fallon
FUENTE: IPS

TE ASESORAMOS CON PROFESIONALIDAD

Si estás iniciando un proceso de adopción internacional por la vía del protocolo público y necesitas asesoramiento para preparar tu expediente ponte en contacto con nosotros. Somos conscientes de la dificultad burocrática y administrativa que supone preparar un expediente de adopción o legalizar cualquier otro documento para el extranjero, por eso Deniko es una empresa especializada en la legalización y traducción jurada de documentos españoles que deben presentarse en cualquier país extranjero.


No importa en que comunidad autónoma de España residas, nosotros tramitaremos tus documentos para que puedas presentarlos rápida y eficazmente.


Nuestra empresa se encarga de legalizar cada uno de los documentos de tu expediente, asesorarte para saber donde obtener cada uno, te facilitamos modelos y nos encargamos de la traducción del expediente al idioma al que sea necesario.

Nuestros clientes no son solo familias adoptivas, sino también empresas o particulares que deben presentar documentación en el extranjero por diversos motivos: herencias, adquisición de terrenos, creación de empresas, constitución de sociedades, celebración de matrimonios, trámites de extranjería, registro de defunciones...


Puedes escribirnos a: adoptarenafrica@gmail.com y te elaboraremos un presupuesto personalizado, ajustado y sin compromiso.

Related Posts with Thumbnails
 

Blog Template by YummyLolly.com