La adopción en la prensa

Loading...

miércoles, 30 de julio de 2014

Huérfanos de Ruanda con futuro incierto

Todos los días, Deborah, de 14 años, se despierta en un orfanato, donde vive y desde el que va a la escuela y vuelve. No importa cuándo ni por cuánto tiempo se vaya, siempre regresará al centro, ubicado én esta capital de Ruanda.

“Aquí es donde vivo, este es mi hogar”, confirmó la adolescente, sentada en un banco de madera junto a otros niños y niñas del orfanato Centro Memorial de Gisimba, donde había estado coloreando muy concentrada el nacimiento de una familia conocida: María, José y Jesús.

Deborah vivió con sus padres solo tres años, hasta que murió su madre. Su padre falleció dos años después. Ambos a causa del SIDA. Sus cuatro hermanas y hermanos también viven en el orfanato, ubicado en el barrio capitalino de Nyamirambo.

Peter Gisimba y su esposa Dancilla fundaron el orfanato, que comenzó a aceptar niños y niñas que quedaron huérfanos por distintas circunstancias en los años 80. La pareja murió a fines de esa década, y la institución cambió a su nombre actual en 1990, cuando vivían allí unos 50 menores, su máxima capacidad.

"Décadas de investigaciones muestran que los orfanatos no pueden ofrecer la asistencia que necesitan los niños para desarrollarse en todo su potencial, lleva a trastornos de apego y genera retrasos en el desarrollo que pueden ser físicos, intelectuales, comunicacionales, sociales y emocionales”: Annet Birungi, consultora en comunicaciones.

La situación se mantuvo hasta 1994, cuando ocurrió el genocidio, y unas 700 personas se alojaron allí. “La gente dormía en los dormitorios, afuera, en todos los lados mientras estuvieran juntas”, recordó Elie Munezero.

Se estima que entre 800.000 y un millón de tutsis y hutus moderados fueron asesinados en una masacre que duró 100 días y que se inició tras la muerte de los entonces presidentes de Ruanda, Juvénal Habyarimana, y de Burundi, Cyprien Ntaryamira, cuando el 6 de abril de 1994 el avión donde viajaban fue derribado por un misil cerca de Kigali, para impedir que firmaran un acuerdo de paz.

En la actualidad, unos 125 jóvenes viven en el orfanato. “Todas las generaciones”, explicó Munezero, de 50 años. “Bebés, niños pequeños, adolescentes y adultos jóvenes”, detalló. El más pequeño tiene dos años y los dos mayores, 30. Alrededor de 40 por ciento tiene menos de 16 años.

Deborah y sus hermanos son algunos de los 2.171 menores que se estiman viven en los 29 orfanatos en este país de África oriental, indicó Annet Birungi, consultora en comunicaciones de la Comisión Nacional para la Infancia y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

Nueve años en un orfanato, como es el caso de Deborah, no sorprende a Birungi, quien mencionó los alarmantes resultados de la Encuesta Nacional sobre la Atención Institucional, realizada por el Ministerio de Género y Promoción de la Familia (Migeprof, en inglés) entre 2011 y 2012, y organizaciones como Hopes and Homes for Children (HHC). El estudio reveló que 13,6 por ciento de las niños y los niñas acogidos en instituciones hace más de 15 años que viven allí.

Vivir en una institución asistencial puede dejarles secuelas de por vida. Los más vulnerables son los de cero a tres años. “Décadas de investigaciones muestran que los orfanatos no pueden ofrecer la asistencia que necesitan los niños para desarrollarse en todo su potencial, lleva a trastornos de apego y genera retrasos en el desarrollo que pueden ser físicos, intelectuales, comunicacionales, sociales y emocionales”, explicó Birungi.


Además, apuntó, en esas instituciones existe “abuso, negligencia, violencia física y sexual, aislamiento y marginación son comunes”.

Antes de la época colonial, existía la cultura de tratar “a cada niño como propio”, indicó. “Los menores eran de la comunidad y cuando una madre moría, era responsabilidad de las tías y los abuelos y amigos de la familia hacerse cargo de los huérfanos”, abundó Birungi.

Se estima que la masacre de 1994 dejó por lo menos un millón de niños y niñas sin madres. Durante y después del genocidio, las mujeres se hicieron cargo de forma informal de niños del grupo étnico contrario. En ese momento, se las alentó a ser “malayika mulinzi” (ángel guardián); operaron sistemas de “parentesco y de asistencia de cuidado tutelar”, aunque fuera de forma informal.

Entonces surgieron la mayoría de los orfanatos que existen en la actualidad, pero la mayoría carece de planes de egreso para quienes alcanzan la edad prevista.
Además, la idea de que es mejor que niñas y niños estén institucionalizados en vez de con familias sustitutas deriva en que se los deje en los orfanatos. Si bien es verdad que algunos de los centros ofrecen refugio, alimentos, vestimenta, salud y educación, también es cierto que no pueden ofrecer el amor de una familia.

Actualmente, no hay luz ni agua en Gisimba. Ambos servicios fueron cortados debido a facturas sin pagar, reveló Munezero. “Nada funciona”, añadió con desesperación. Uno de los grandes problemas de los menores institucionalizados es que puede haber algunos que tenga algún familiar vivo. “Puede seguir llamándole huérfano, pero no lo es”, reconoció Munezero.

El Foro de Políticas Infantiles de África, una organización independiente sin fines de lucro indicó que la mayoría de los llamados “huérfanos” que adoptan los extranjeros en África, tienen por lo menos uno de sus padres vivo.

ADOPCIONES

Ruanda suspendió en agosto de 2010, de forma temporal, la adopción internacional para que el país trabaje en la implementación de la Convención de La Haya sobre la Protección de Menores y la Cooperación en materia de Adopción Internacional, de 1993, que llama a los estados a considerar soluciones nacionales antes que la adopción internacional.

Burungi señaló que el gobierno quiere revivir la cultura de “tratar a cada niño como propio”. La Comisión Nacional para la Infancia trabaja con la organización HHC para reintegrar a los residentes de Gisimba con su familia. Un equipo psicosocial capacitado por la Comisión está en las últimas etapas de la reintegración.

Gisimba se transformará en una escuela primaria para los niños y las niñas de la zona, según Birungi. El 10 de julio, HHC anunció que ya se mudaron los primeros cinco niños de Home of Hope, otra institución de asistencia de Kigali.

La directora de HHC en Ruanda, Claudine Nyinawagaga, dijo que había numerosos servicios de atención alternativa disponibles para los niños del país, incluso “atención familiar”, que es cuando un joven queda a cargo de una familia extendida, vecinos o amigos.

Pero el proceso nacional de adopción todavía está por implementarse completamente, y desde que el HCC comenzó el cierre de la primera institución de Ruanda, un solo niño lo completó. Las pautas redactadas por la Comisión el trámite nacional e internacional esperan la aprobación del gabinete ruandés.

Por ahora, Deborah sigue bajo tutela institucional. “Me gusta cantar y la batería”, respondió al ser consultada por las actividades que le gusta realizar en su tiempo libre. “Tenemos un pequeño coro en el que participo”, indicó.

A pesar de las dificultades, es ambiciosa y se proyecta hacia el futuro “para trabajar en la industria y hacer jugo de fruta y yogur”, añadió.

TEXTO: Amy Fallon
FUENTE: IPS

domingo, 27 de julio de 2014

Familias españolas con kafalas bloqueadas en Marruecos piden ayuda al rey

Once familias españolas que esperan desde hace dos años sus "kafalas" (adopciones islámicas) continúan con sus casos bloqueados en instancias judiciales marroquíes, y han solicitado el apoyo del rey Felipe VI en su próxima visita a Marruecos.

Las once familias con niños asignados en Agadir (sur de Marruecos) han enviado una carta a Efe en la que explican su situación y detallan que han hecho llegar a la Casa Real española una caja con once ositos de peluche que simbolizan los once niños cuyos padres "kafalantes" esperan todavía una resolución positiva a sus casos.

Las once familias han recibido dictámenes negativos del juez de familia en primera instancia y también en apelación (generalmente por motivos como desconocimiento de la religión islámica o de la lengua árabe), y ahora sus casos están todos en el Tribunal de Casación, que estudia posibles defectos de forma en los fallos anteriores.

Los afectados dicen no comprender por qué las "kafalas" se han resuelto favorablemente en casi todos los casos en los orfanatos de Rabat y Casablanca, hace ya casi un año, mientras que continúan esos once casos bloqueados en Agadir y los padres tutelantes están "hundidos en un sinfín de trámites judiciales y administrativos".

La kafala es una figura islámica por la que el niño goza de una tutela, y no una adopción plena, y nunca pierde su nombre, religión islámica ni nacionalidad marroquí; sin embargo, una circular emitida por el Ministerio de Justicia en septiembre de 2012 añadió el requisito de que los padres tutelantes fueran residentes en Marruecos.

Aquella circular tuvo como consecuencia el bloqueo de hecho de cerca de sesenta casos de familias españolas ya con sus niños "asignados" en los respectivos orfanatos, que se fueron resolviendo en distintas etapas, positivamente en casi todos los casos, hasta quedar pendientes los once casos de Agadir.

En esa misma ciudad, el Tribunal de Casación invalidó a principios de año los fallos negativos de otras instancias judiciales y concedió finalmente la kafala de un niño, lo que abrió una ventana de esperanza para el resto de familias, pero desde entonces todos sus casos están en suspenso.


El problema de las "kafalas" ha figurado en la agenda política de las conversaciones entre España y Marruecos en los últimos dos años, aunque es difícil que vuelva a aparecer durante la próxima visita del rey Felipe VI, de carácter más bien protocolario.

Fuente: EFE

lunes, 21 de julio de 2014

Adoptantes en Etiopía crean una plataforma para reclamar que las adopciones se agilicen

Las adopciones internacionales por parte de españoles en Etiopía han pasado de 9.000 a 1.000 adjudicaciones en un corto periodo de tiempo y hay alrededor de un millar de procesos estancados. Las ECAI, Entidades colaboradoras en la Adopción Internacional, calculan que alrededor de un millar de parejas se encuentran actualmente esperando una adjudicación de menores originarios de este país. Por eso, una plataforma de afectados ha comenzado a andar con objeto solicitar que España establezca relaciones diplomáticas con el país y puedan así resolverse adopciones, y hacerlo con la mayor transparencia posible.

Julieta Dieguez, una de las portavoces de la plataforma, ha explicado que la mejora de la economía en el país africano ha hecho que el Gobierno etíope haya cambiado su política de adopción radicalmente y que ahora apueste por la adopción en territorio nacional. Las listas de espera se han alargado mucho, pasando de los dos años y medio a más de cuatro, en la mayoría de los casos", señala. La demora también existe entre la adjudicación del menor y el juicio de ratificación en el país de origen, que ha pasado de uno o dos meses hasta incluso un año.


Las complicaciones aumentan con los documentos exigidos por las administraciones etíopes, certificados difíciles de conseguir en muchos casos en las zonas rurales sin oficinas administrativas. "En algunas ocasiones, padres que ya tenían adjudicadas las adopciones, con las fotos de sus hijos en casa, han visto cómo se le ha retirado la asignación", cuenta Julieta.

Piden Soluciones al Gobierno

La Plataforma de Familias Españolas adoptantes en Etiopía insta al gobierno a tomar cartas en el asunto y mediar ante la Administración etíope. "Creemos fundamental que el Ministerio de Exteriores y el de Servicios Sociales establezcan relaciones institucionales para buscar una fórmula de cooperación que permita agilizar nuestros procesos y desbloquee situaciones desesperantes", apuntaba la portavoz, y proponía que las autoridades del país puedan visitar España y tranquilizarlos sobre la situación y la atención que reciben los niños nuestro país. "Al fin y al cabo hay ya 4.000 niños etíopes viviendo con familias españolas, por lo que realmente ya existen lazos entre ambos países", argumenta.

La plataforma pone a disposición de aquellas familias afectadas su página en Facebook y un correo electrónico: plataformaetiopiaadopcion@gmail.com

Atrapados en Etiopia

Esta plataforma responde a la situación que viven actualmente dos parejas españolas que desde hace más de 100 días se encuentran en Etiopía bloqueados en su proceso de adopción.

Sonia y Rubén y Silvia y Jerónimo llevan tres meses y medio viviendo una pesadilla. Viviendo en un hotel con los dos menores que les asignaron inicialmente como sus hijos. En el trámite final del proceso, se vieron sorprendidos por la revocación de la adopción. El motivo fue la falsificación en un documento de una firma presuntamente por parte del director del orfanato que está en paradero desconocido. Las dos familias se niegan a regresar a España sin sus hijos y piden la intervención del ministerio de Exteriores.

"El gobierno regional de Etiopía que tiene que hacer el nuevo documento nos ha dicho a la cara que no lo piensa emitir, que prefiere ver a los niños muertos antes que hacerlo poque en esa región están en contra de la adopción". Es lo que nos ha contado Sonia Alonso, una de las madres adoptantes, en comunicación vía Skype.

Sonia pide la ayuda del ministerio de Exteriores y se queja de que no se sienten respaldados. "Que tu propio país no te apoye para poder regresar con tu hijo cuando la única opción que tenemos ahora mismo es dejarlo en un orfanato, es muy triste que nadie nos esté apoyando cuando conocen la situación".

Sonia y Rubén y Silvia y Jerónimo llegaron junto a otras familia el pasado 31 de marzo a Etiopía dipuestos a recoger a los menores que ya les habían asignado. Todo el expediente estaba en regla porque de lo contrario las autoridades etíopes no les hubiesen llamado para ratificar la adopción. Una adopción que autorizó en abril una jueza. La sentencia les permitió además llevarse a los niños al hotel porque en ese momento ya eran oficialmente sus hijos.

Pero en el trámite final, las dos familias se toparon con una desagradable sorpresa. Uno de los documentos tenía una firma falsificada presuntamente, según los padres, por el director del orfanato que se encuentra en paradero desconocido. Se les revocó entonces la adopción y los seis llevan 109 días atrapados en Etiopía.


Las dos parejas están desesperadas y creen que la única salida para desbloquear la situación es una gestión diplomática de Exteriores con su ministerio homólogo en Etiopía. Eso es al menos lo que les recomiendan los expertos que han consultado en ese país. Hasta ahora las gestiones realizadas ante el Ministerio de Asuntos de la Mujer de Etiopía por el Instituto Madrileño del Menor no han dado resultado.

La situación laboral también se les ha complicado después de tres meses y medio en Etiopía. Se han quedado sin ingresos pero se niegan a regresar a España sin sus hijos. Los menores volverían al orfanato.

Gobierno Español

Por su parte el Ministerio de Asuntos Exteriores aseguró este lunes que "apoya en lo que puede" a las dos parejas españolas que pidieron ayuda por carta al ministro José Manuel García-Margallo para regresar desde Etiopía con sus hijos adoptados, pero reconoció que la actuación del Gobierno de España tiene qe enmarcarse "dentro del respeto a la independencia judicial etíope".
Así lo confirmaron fuentes diplomáticas que aseguraron que están "al corriente desde el principio" de la situación de estas dos familias.

"Estamos apoyando a las familias en la medida de lo que se puede", afirman para señalar que el cónsul de Etiopía acompañó a las familias en una de las reuniones con las autoridades locales. Las dos familias explicaron por carta al ministro que llegaron a Etiopía el pasado 31 de marzo para culminar un proceso de adopción en el que llevan inmersos varios años, pero que una semana después del juicio en el que les entregaron a los niños en adopción, el proceso fue paralizado.


Las mismas fuentes aseguran que Exteriores intenta implicarse "al máximo" en este caso que, reconocen, es "especialmente delicado" y que tildan de "prioritario". Admiten que la actuación del Gobierno español tiene que enmarcarse "dentro del respeto a la independencia judicial etíope", teniendo en cuenta, además, que existen "disputas internas" entre el Gobierno central y las autoridades locales. 

Las familias españolas reclaman la intervención del ministro español para que se dirija a las autoridades etíopes interesándose por ese caso. Saben que su resolución no es competencia del Gobierno de España, pero creen que ese gesto de apoyo podría ser suficiente para desbloquear la situación que están padeciendo y a la que no ven solución.

Después de más de 100 días en Etiopía, advierten de que la renovación de tres meses de sus visados caduca el 29 de septiembre, sin apenas posibilidades de una posterior renovación, y la corte que debe sentenciar sobre la adopción cierra en agosto y reabre en octubre, por lo que quedarían en la ilegalidad en caso de seguir esperando en el país la resolución del proceso judicial.

Sentencia de Adopción

El pasado 30 de mayo, las familias españolas recibieron la denuncia del Ministerio de Asuntos de la Mujer etíope (MOWA), encargado de tramitar las adopciones en el país, pidiendo la revocación de las sentencias de adopción y denunciando al orfanato de origen de los pequeños.  Al parecer, según explican los afectados, el origen de la denuncia es la supuesta falsificación de un documento por parte del orfanato. 

En un nuevo juicio, celebrado el pasado 5 de junio, la adopción fue revocada en una nueva sentencia en la que se proponía a las parejas españolas adoptar nuevamente a los niños, con un procedimiento de urgencia, permaneciendo junto a ellos mientras se tramita el nuevo proceso, todo ello con la aprobación del MOWA. Desde entonces, denuncian, el proceso no ha avanzado y el MOWA deriva innecesariamente todas las actuaciones a las autoridades del Estado de origen de los niños, sin que haya respuesta. 

Mientras, los menores a su cargo, con los que están conviviendo y generando lazos afectivos durante todo este tiempo, deben recibir atención médica por enfermedades no graves pero que requieren seguimiento. En la carta enviada a Margallo alertan de que no saben qué pasaría con esos niños si ellos regresan a España solos.

Fuentes: CADERA SER / TE INTERESA

martes, 1 de julio de 2014

Detenciones en Níger por el presunto tráfico de bebés procedentes de Nigeria



En Niger,el presunto negocio de tráfico de bebés ha levantado multitud de reacciones y el arresto de al menos 20 personas. La Oficina del Fiscal ha desmantelado una red internacional después de investigar los hechos e incluso ha analizado imágenes correspondientes a partos y nacimientos de bebés en el país vecino, Nigeria.

La Fiscalía de Níger también ha analizado las imágenes de jóvenes parejas nigerianas, encargadas de producir bebés a cambio de 50.000 nairas. Según el fiscal la justicia nigeriana tiene indicios suficientes para demostrar que "ninguna de las mujeres investigadas presenta muestras de haber estado embarazada antes del supuesto parto, ninguna se sometió a una consulta prenatal en Niger y sin embargo todas dieron a luz supuestamente a gemelos".

Las investigaciones permitieron descubrir además que se trata de una red de tráfico de bebés entre Nigeria-Benín-Níger, que comenzó hace meses. Una de las mujeres del presidente del Parlamento de Níger, Hama Amadou y la esposa del Primer Ministro de Estado de Agricultura, Abbou Labo, se han visto mezcladas en el escándalo y ambas han sido detenidas por las fuerzas policiales. 




Varios agentes del Estado y agentes de Sanidad también han sido arrestados al verse implicados en esta red. Los bebés nacidos en Nigeria eran desplazados hasta Benin y de alli a Níger.
    
Las Leyes de Níger contemplan penas muy duras para aquellas mujeres que se atribuyan la maternidad de niños que realmente no han dado a luz. Las penas van de los dos a ños ocho años de cárcel.  Las investigaciones incluyen además pruebas de ADN para comprobar la maternidad de las mujeres investigadas. 

Este escándalo está relacionado con el hecho de que actualmente Níger cuenta con una de las tasas de fecundidad más elevadas del mundo. Entre 6-7 niños por mujer, a pesar de la pobreza que asola a las familias. "Tenemos una gran cantidad de niños que podrían ser adoptados, sin tener que entrar en un tráfico ilícito de menores", señalo Mohamed Anmansour de la ONG Timidria., especializada en la lucha contra la esclavitud. "Los menores son vendidos por miles de euros, siendo más caros los niños que las niñas, y las madres gestantes reciben a cambio cientos de euros", señala el miembro de la ONG.

Fuente: RFI

viernes, 16 de mayo de 2014

"Se juega con la ilusión de las familias"

Con la cartilla de vacunación en la mano y buscando el billete para viajar a Nigeria a por su nuevo hijo, que estaba a punto de serle asignado. Una zamorana se ha quedado a las puertas de la adopción de un menor nigeriano simplemente por una reciente nota informativa del Consulado de España en el país, que contradice al resto de instituciones, desde donde se asegura que las adopciones en ese país son totalmente legales y cumplen con todas las normas establecidas. Como la suya, otra quincena de familias españolas esperan ahora una solución «urgente, porque los niños son los más indefensos y los más afectados», subraya la zamorana. Los afectados, desde la plataforma change.org están recogiendo firmas para conseguir levantar este veto.

«Te piden que generes un sentimiento maternal a lo largo de todo el proceso y ahora, simplemente por temas burocráticos, todo se detiene». La zamorana S. R. C. es una de las 16 familias españolas afectadas por la paralización de las adopciones por parte del Gobierno de España. Una decisión que se tomó hace unos meses a raíz de un informe negativo de la nueva cónsul de España en Nigeria, Carolina de Manueles, donde hablaba de falsedad documental y corrupción en el país, aspectos que contradicen informes de otros países, que continúan con la adopción en Nigeria sin problemas.

«Yo quería un niño mayor de seis años y este febrero ya tenía todos los papeles en regla para dar los últimos pasos», recuerda. Ahora, con la cartilla de vacunación en regla y a punto de viajar a Nigeria, donde alguno de los cónyuges debe vivir dos meses antes de regresar con el niño, el proceso está parado en seco. «Se juega con nuestra ilusión de ser padres. Es como un largo embarazo, lleno de pruebas psicológicas y sacrificios que no pueden quedar en nada», denuncia.

La zamorana, de 36 años y con una hija biológica de diez años, tenía en mente la adopción desde mucho tiempo atrás. «Me vi obligada a esperar cinco años por una antigua enfermedad y hace dos años inicié el proceso con Nigeria». Tenía claro que África era el país de nuevo hijo. «Tras el cierre de las adopciones en Etiopía, opté por Nigeria porque me transmitió mucha transparencia en todo. Además, allí los niños lo están pasando muy mal», explica.

Las familias se han unido en asociación bajo las siglas FAAN (Familias Afectadas por la Adopción en Nigeria) y están pidiendo firmas a través de la plataforma change.org para enviar una carta al Ministerio de Asuntos Exteriores y otros organismos competentes en materia de adopción. «España es el único país de la Unión Europea que, de forma unilateral, ha tomado la injusta medida de paralizar las adopciones en Nigeria y las familias les piden que antes de tomar cualquier decisión valoren hasta qué punto hay hechos negativos, concretos y demostrados en el ámbito de las adopciones en Nigeria», resumen.

Además, esta organización cuenta con el apoyo de la ONG Familias de Colores, que tiene la función de entidad colaboradora de adopción internacional en Castilla La Mancha. Su directora, Susana Morales, explica que con el anterior cónsul español en Nigeria «todo eran facilidades» e insta al nuevo cargo que, después de su informe «lleno de vaguedades», se aceleren los trámites para estas familias. «Es ridículo que ahora pretendan tardar dos meses en investigar los papeles de estas adopciones que están en marcha, cuando se podría hacer en diez días. Hay que tener en cuenta que este retraso supone que los niños tengan que estar al menos cinco meses más en los orfanatos», denuncia, haciendo hincapié en que lo importante «es buscar el bien del menor, no evitar responsabilidades por parte de los organismos». Precisamente, una familia se encuentra en la actualidad «atrapada» en el país, en pleno proceso de adopción.

La zamorana afectada agradece «de todo corazón», las muestras de apoyo de estas últimas semanas por parte de familiares y amigos. «Adoptar es un deseo tan grande que hay que seguir adelante. Lo más indefenso que hay son los niños y seguiremos luchando para conseguir nuestro objetivo», asegura.

Texto: B. BLANCO GARCÍA
Fuente: El Correo de Zamora


TE ASESORAMOS CON PROFESIONALIDAD

Si estás iniciando un proceso de adopción internacional por la vía del protocolo público y necesitas asesoramiento para preparar tu expediente ponte en contacto con nosotros. Somos conscientes de la dificultad burocrática y administrativa que supone preparar un expediente de adopción o legalizar cualquier otro documento para el extranjero, por eso Deniko es una empresa especializada en la legalización y traducción jurada de documentos españoles que deben presentarse en cualquier país extranjero.


No importa en que comunidad autónoma de España residas, nosotros tramitaremos tus documentos para que puedas presentarlos rápida y eficazmente.


Nuestra empresa se encarga de legalizar cada uno de los documentos de tu expediente, asesorarte para saber donde obtener cada uno, te facilitamos modelos y nos encargamos de la traducción del expediente al idioma al que sea necesario.

Nuestros clientes no son solo familias adoptivas, sino también empresas o particulares que deben presentar documentación en el extranjero por diversos motivos: herencias, adquisición de terrenos, creación de empresas, constitución de sociedades, celebración de matrimonios, trámites de extranjería, registro de defunciones...


Puedes escribirnos a: adoptarenafrica@gmail.com y te elaboraremos un presupuesto personalizado, ajustado y sin compromiso.

Related Posts with Thumbnails
 

Blog Template by YummyLolly.com