martes, 3 de marzo de 2015

Los niños perdidos de Nigeria

Rose Wakulu está agotada. Aún no tiene 25 años, se sienta en sobre una silla de madera en un aula abandonada de la escuela, amamantando a su sobrino de 28 días Ibrahim. Los hombres del terrorista Boko Haram mataron a su madre y al hermano gemelo del bebé el día que nacieron. A sus pies se sienta Moisés Luka de 5 años, el hijo de otra de las hermanas de Wakulu. Moisés juega con un montçon de botellas de plástico sucias, mientras la hija de Wakulu, Ladi de 2 años, va tras él. 


El pasado mes de diciembre, Boko Haram y sus hombres atacaron el pueblo de Wakulu, Lassa, en el vecino estado de Borno (Nigeria). La madre de Moisés fue asesinada en el exterior de la casa mientras el niño estaba dentro con su padre. Cuando el padre de Moisés salió para tratar de enterrar el cuerpo de su esposa, los terroristas también lo mataron. Moisés estaba todavía dentro de la casa.

Wakulu y Ladi se ocultaban entre los arbustos con un grupo de la gente que había escapado de la matanza. Wakulu consiguió llegar hasta la casa de su otra hermana, que permanecía en la vivienda ya que estaba en avanzado estado de gestación y apenas podía moverse. Wakulu encontró a su hermana en el suelo, rodeada de sangre y oyó el grito de los bebés. Los pequeños estaban en el suelo, uno de ellos había muerto, el otro gritaba. Wakalu enterró al pequeño fallecido y a su hermana y recogió al otro bebé al que llevó a la casa de su segunda hermana, también asesinada y donde encontró a Moisés. Con su hija Ladi, la joven huyó del escenario de muerte.

Con Ibrahim atado con una correa sobre su espalda, Wakulu, Moisés y Ladi avanzaron lentamente por los matorrales con docenas de aldeanos aterrorizados. Recorrieron pueblos a lo largo de casi 150 millas, hasta que después de 12 días, los cuatro alcanzaron la capital estatal, Yola.  "Cuando vi a los hombres de Boko Haram, vomité " dijo ella, hablando en la lengua Hausa. "Ellos llevaban uniformes del ejército nigeriano, pero también llevaban turbantes sobre sus cabezas, y así fue como me di cuenta de que ellos no eran soldados. " Wakulu, Ladi, Ibrahim y Moisés permanecen ahora en un campo de refugiados del gobierno estatal llamado Girei Un, donde conviven con más de 1.000 personas más.


Se trata de un campo provisional donde posteriormente los refugiados pasan a otro campo permanente. Por el momento nadie puede saber cuántos huérfanos han pasado ya por Girei Un. Pero lo que si está claro es que muchos menores sin padres han pasado por este lugar.

Jummai Josué, tiene 8 años menuda y curiosa, es uno de ellos. Ella está en el campo con su abuela. La madre de Jummai murió en el parto hace años. Su padre fue asesinado por Boko Haram tras varias semanas de combates cuando ellos invadieron su ciudad. Jummai y su abuela se ocultaron en los campos durante días. Por las mañanas, Jummai jugaba con semillas que se caen de los árboles y las hierbas secas. Una mañana, su abuela llegó hacia el final del pueblo y se encontró el cuerpo sin vida del padre de Jummai. 

Durante más de cinco años Boko Haram, que lucha para crear en Nigeria un estado de Sharia, ha cometido atrocidades a través de la región. Según Amnistía Internacional, al menos 2.000 personas han muerto tras el último ataque masivo registrado en enero en la ciudad noreste de Baga cerca del Lago Chad en Borno. El grupo armado ha ampliado sus ataques, al país vecino de Chad la semana pasada. 

Debido a la falta de acceso a áreas controladas por los terroristas e con los informes contradictorios de testigos y el gobierno nigeriano, nadie sabe cuanta gente ha muerto hasta ahora a manos de Boko Haram. El Alto comisionado de Naciones Unidas para Refugiados estima que más de 1.5 millones de personas han sido desplazados. Se desconoce cuántos de estos refugiados son niños cuyos padres están muertos o han desaparecido.
 " Esto es una tragedia para Nigeria " dijo el inspector de sanidad de comunidad Ahmed Ulenda. " Estos niños pierden a sus padres, y el presidente de Nigeria ni ha venido aquí para consolar a estos huérfanos. "

Ulenda ha tratado a numerosos huérfanos que habían caído enfermos durante un brote de sarampión reciente en Girei Un. Él mismo indica que la salud mental de estos niños no ha recibido casi ninguna atención. Él suspira y dice, "prestamos un asesoramiento psicosocial. Les damos una breve charla. Les decimos que deben olvidar todo. Les decimos que Dios los cuiadará".  El psicólogo Yola-basado Hasan Mubi está preocupado sobre el cuidado psicolíogico que reciben estos menores víctimas directas de los ataques de Boko Haram.

Él y un grupo de conferenciantes del Colegio Federal de Educación en Yola han colaborado para ofrecer estos servicios. Han comenzado a crear una base de datos de los menores que se encuentran solos en estos campos situados en el área Damare de Yola. Por ahora más de 6.000 personas desplazadas a causa de los atentados de Boko Haram, se han establecido aquí temporalmente convirtiendo el lugar en el campo más grande del estado.

Mubi estima que la campaña de violencia de Boko Haram ha dejado a casi medio millón de niños sin sus padres. En el campo Damare en Adamawa él dice que hay más de 500 menores solos y que es difícil de saber cuales se han quedado huérfanos y cuantos se han perdido de sus padres escapando de Boko Haram. En uno u otro caso, estos niños a menudo muestran signos de trauma, como el comportamiento agresivo y la inhabilidad de dormir.

" Ellos experimentan la tensión de estar en un nuevo entorno. Esto es una vida temporal. ¿Qué pasa después de esto? ". Hauwa Mariscal, de 11 años y su hermana Fatimatu de 13, duermen en un pequeño espacio cuadrado con otras docenas de personas. Once colchones de estampado floral están apilados sobre una litera de metal. Hauwa y Fatimatu son huérfanos. Ellos traían el agua cuando los miembros de Boko Haram asaltaron el pueblo con un convoy de motos. Los terroristas mataron a su padre. Su madre estaba ya muerta.

Hauwa está animado y ríe libremente. Fatimatu está tranquila y se muestra introvertida. Su hermana es su único amigo que tiene en el campo. Ella dice que ella es demasiado tímida para hacer nuevos amigos. Fatimatu a menudo tiene ganas de vagar sola, pero es difícil en un campo atestado. Ella dice que nadie le pregunta como sesiente. Los especialistas creen que si estos niños no reciben la atención y el cuidado psicológico necesario, podrían suponer más tarde un problema para la sociedad.

Esta situación se compara con los menores que vivieron traumas psicológicos durante el genocidio de 1994 en Ruanda, dtras presenciar asesinatos similares violentos. "Es probable que los próximos 20 a 30 años, veamos comportamientos violentos de estos niños que serán adultos".

Fuente: Aljazeera

7 Opinan...:

Cristina Lopez Estepa dijo...

Quiero adoptar niña

Cristina Lopez Estepa dijo...

Quiero adoptar niña

Griselda Carrasco dijo...

Y si necesitan ayuda porque no facilitan la adopcion de estos niños y se les pueda dar un estilo de vida diferente en amor y paz llenando sus coraxones de gozo antes de q sea demaciado tarde

Griselda Carrasco dijo...

Y si necesitan ayuda porque no facilitan la adopcion de estos niños y se les pueda dar un estilo de vida diferente en amor y paz llenando sus coraxones de gozo antes de q sea demaciado tarde

Sandra dijo...

Christina pudiste lograr la adopción?

Monica Andrea Quiroga Alvarex dijo...

Queremos adoptar a uno de estos niños

Monica Quiroga

Monica Andrea Quiroga Alvarex dijo...

Queremos adoptar a uno de estos niños

Monica Quiroga

TE ASESORAMOS CON PROFESIONALIDAD

Si estás iniciando un proceso de adopción internacional por la vía del protocolo público y necesitas asesoramiento para preparar tu expediente ponte en contacto con nosotros. Somos conscientes de la dificultad burocrática y administrativa que supone preparar un expediente de adopción o legalizar cualquier otro documento para el extranjero, por eso Deniko es una empresa especializada en la legalización y traducción jurada de documentos españoles que deben presentarse en cualquier país extranjero.


No importa en que comunidad autónoma de España residas, nosotros tramitaremos tus documentos para que puedas presentarlos rápida y eficazmente.


Nuestra empresa se encarga de legalizar cada uno de los documentos de tu expediente, asesorarte para saber donde obtener cada uno, te facilitamos modelos y nos encargamos de la traducción del expediente al idioma al que sea necesario.

Nuestros clientes no son solo familias adoptivas, sino también empresas o particulares que deben presentar documentación en el extranjero por diversos motivos: herencias, adquisición de terrenos, creación de empresas, constitución de sociedades, celebración de matrimonios, trámites de extranjería, registro de defunciones...


Puedes escribirnos a: adoptarenafrica@gmail.com y te elaboraremos un presupuesto personalizado, ajustado y sin compromiso.

Related Posts with Thumbnails
 

Blog Template by YummyLolly.com